May 2, 2016

Lidiar entre la esposa y la madre

¡Y es que de verdad que sólo a nosotras nos pasa! ¡Vaya lío en el que nos metemos cuando estamos en medio de las 2 partes!
¿Quién dijo que ser madre y esposa era fácil? y es que aquí no es un tema de complicarnos la existencia, pero de verdad es que el hecho de ser madre trae consigo un sinfin de cosas adheridas desde el momento en que hay un vida dentro de ti, hasta el momento en el que ese pequeño ser sale de tu cuerpo para vivir su propia vida. Para nosotras es todo un proceso...No es nada sencillo de un ratito para otro dejar de sentir esa vida compartiendo tu cuerpo, viviendo contigo, haciendo todo juntos. Es una dependencia que dura muchos meses y a la que te acostumbras.
Ahora pongámonos en ese papel y lidiemos con la complicada situación de tener por un lado a tu pareja o compañero de vida y por el otro a aquel pequeño ser en una discusión en la "tienes que estar de algún lado". Y es que lo pongo entre comillas porque en serio no creo que deba ser así. Si bien hay ocasiones en que tenemos que "tomar partido" y lo hacemos lo más objetivo posible, muchas veces los papás deben entender que se madre no es cosa sencilla. Al final del día el amor siempre nos gana, PERO eso no significa que cedamos a ser madres permisivas, sino que nos inclinamos más por encontrar una solución a través del amor.
No, no nos hagan discutir o elegir o tomar bando. No nos interesa, no queremos eso. Para nosotros tanto nuestra pareja como nuestros hijos son vínculos de amor que no compiten, cada uno tiene su lugar y por consecuencia su forma de amor. Ambos son importantes. El proteger a un hijo sobre algún castigo o algo no es una forma de ponernos en contra de nuestra pareja, "ni llevar la contra", ni permitir, ni solapar. Dénos la oportunidad de explicar nuestra visión, de ver otra alternativa que funcione para "arreglar- corregir" o educar a nuestros hijos de una forma distinta. No todos pensamos igual, pero también tengan en mente que tampoco queremos hijos malcriados o maleducados, y si después de exponer nuestra opción las cosas no funcionan, entonces sí, háganoslo saber y en consenso y de la mano ejecutemos otro plan. 

Para nosotras no hay mejor forma que el amor para enseñar y solucionar problemas. Y es que todo lo que nos inspiran nuestros hijos es eso...AMOR. Es por eso que hay frases hasta "para aventar pa'rriba" : "El amor de una madre es...", "Madre sólo hay una y como ella ninguna", y así muchos más. Y es que sí, el día termina y la lección del día con él; y vemos a nuestro hijo durmiendo y no podemos evitar - después de todo lo que haya sucedido- el admirarlo y verlo con amor, besarlo o abrazarlo y sentir nuestra cercanía mientras escuchamos su corazoncito latir.
Así como irse a la cama y ver a tu pareja molesto sin hablarte porque "lo traicionaste" poniéndote de lado de su hijo. También eso nos afecta porque también los vemos a ustedes dormidos y velamos y cuidamos su sueños, los abrazamos y los besamos  a veces sin que si quiera se den cuenta...incluso en nuestra mente antes de dormir. Entiendan que tampoco podemos dormir bien, que no descansamos, que nos preocupamos y nos cuestionamos y .....Que también los amamos.....Mucho.
Educar a nuestros hijos no es tarea fácil para ninguno de los 2 padres, seamos equipo y compartamos nuestros temores, nuestras frustraciones, nuestras alegrías, nuestros deseos, y hagamos de este camino un camino de amor y comprensión. Hablemos más, peleemos menos, acordemos y ejecutemos con amor y comunicación, todos tenemos algo que decir, algo que escuchar, algo que decir. Hagámoslo de la mano.



0 comments: