Feb 18, 2016

Claridad a la vista

Es curioso cuando tienes tantas cosas dando vuelta en tu cabeza y nada más no están claras.
No sabes bien qué hacer o qué camino tomar, cuál es el diferenciador de cada uno, a dónde te llevará y por qué?, si vale la pena o no, si mejor ves algo más...Tantas cosas en el momento pero tangibles ninguna, ninguna que te deje esa certeza como para conservarla y sacarla de tu mente.

Y es entonces cuando te abrumas, te cansas, te agotas de pensar y no pensar, porque al final ni siquiera puedes hacerlo así que la energía baja, la concentración es nula, el cansancio aumenta y el interés se va.
Es entonces cuando las cosas así de la nada se ven claras y aparecen soluciones a caminos que nunca hubieras imaginado, que no están en tu lista de alternativas o soluciones. Al final "las cosas se acomodan" o los "astros se alinean" y entonces todo se ve sencillo, simple de ejecutar, sin mayores percances o contratiempos.
Entonces me pregunto, ¿por qué teníamos tanto agobio antes?, ¿es que acaso no éramos capaces de tomar decisiones "bajo presión"?, quizá perdimos esa capacidad o simplemente no la hemos desarrollado, quizá simplemente, como pasa en muchas ocasiones, es solo que hubo un momento de abrumo y era imposible ver ahí.

Mi resumen al día de hoy es: El cansancio, la falta de descanso, el ritmo de vida rápido, la presión y/o estrés del día a día te impide ver con claridad la cosas. Un poco también la necedad de querer seguir un camino que crees es el que contiene la mina de oro de la felicidad para ti y no lo es...las ganas de creer que es por ahí porque está tu amiga/sobrina/compañera, de la mano contigo o porque crees que lo que está sucediendo es así, que 'hay que aguantar' y es mejor 'apechugarle y no soltar' porque son 'etapas', etc. NO, no es así, no todo es así. Solución: Capacidad de análisis general de ti, de todo lo que hay alrededor, de todo lo que ves pasar, en lo que te involucras o no, a lo que tienes acceso, lo que sabes y no, lo que dominas, lo que se te presenta sin pedir, todo, analiza todo. Libérate de ideas pasadas y presentes, déjalas volar, que se vayan, suéltalas y visualiza lo que tienes a tu alrededor; ahí está la respuesta, clara y fuerte, gritándote sin que le hagas caso. Siéntela, síguela. Muchas veces esa respuesta viene de la persona/cosa/actividad que menos te imaginas pero ya sabes y tienes la respuesta en ti, solo quieres 'hacerte de la vista gorda'. Vela, asúmela y ejecútala. 
Muévete de frente, camina, avanza hacia adelante, suelta, deja ir y toma y abraza lo nuevo que viene.
Decir sí al cambio, a lo nuevo, es renovarse, crecer y ser mejor...Ser feliz.
Somos guerreras ¿qué no? ;)






0 comments: